miércoles, 8 de noviembre de 2017

Solo el amor. Silvio Rodriguez

SOLO EL AMOR. Silvio Rodriguez 

Debes amar, 
la arcilla que va en tus manos, 
debes amar, 
su arena hasta la locura 
y si no, 
no la emprendas 
que será en vano. 

Sólo el amor 
alumbra lo que perdura, 
sólo el amor 
convierte en milagro el barro. 

Debes amar, 
el tiempo de los intentos, 
debes amar, 
la hora que nunca brilla 
y si no 
no pretendas tocar lo cierto. 

Sólo el amor 
engendra la maravilla, 
sólo el amor 
consigue encender lo muerto. 

Sólo el amor 
engendra la maravilla, 
sólo el amor 
consigue encender lo muerto. 

L@s herman@s (Atahualpa Yupanki)

L@s herman@s (Atahualpa Yupanki)

Yo tengo tant@s herman@s
Que no los puedo contar
En el valle, la montaña
En la pampa y en el mar

Cada cual con sus trabajos
Con sus sueños, cada cual
Con la esperanza adelante
Con los recuerdos detrás

Yo tengo tant@s herman@s
Que no los puedo contar

Gente de mano caliente
Por eso de la amistad
Con uno lloro, pa llorarlo
Con un rezo pa rezar
Con un horizonte abierto
Que siempre está más allá
Y esa fuerza pa buscarlo
Con tesón y voluntad

Cuando parece más cerca
Es cuando se aleja más
Yo tengo tant@s herman@s
Que no los puedo contar

Y así seguimos andando
Curtidos de soledad
Nos perdemos por el mundo
Nos volvemos a encontrar

Y así nos reconocemos
Por el lejano mirar
Por la copla que mordemos
Semilla de inmensidad

Y así, seguimos andando
Curtidos de soledad
Y en nosotros nuestros muertos
Pa que nadie quede atrás

Yo tengo tant@s herman@s
Que no los puedo contar
Y una hermana muy hermosa
Que se llama ¡libertad!

jueves, 26 de octubre de 2017

Caminaremos, J.A, Labordeta


Caminaremos




Caminaremos

hasta el instante
en que en la lluvia
crezca la libertad:

sobre los campos,
sobre los tejados,
sobre la esperanza 

y la soledad.

Sobre los espantos,
sobre las nostalgias,
sobre los espacios,
crezca la verdad.

Caminaremos
hasta la aurora
en que en el viento
renazca la igualdad:

entre las gentes,
entre las palabras,
entre los gestos,
entre cada cual.
Entre las manos,
entre los rostros,
entre los labios,
renazca la verdad.

Caminaremos
hasta el momento
en que las manos
sean fraternidad:
de pueblo a pueblo,
de isla a isla,
de casa a casa,
de ciudad a ciudad.
De viejo a joven,
de amor a amante,
de madre a hijo,
sea de verdad.

Caminaremos
hasta el instante
en que la lluvia
crezca la libertad.
Caminaremos
hasta la aurora
en que en el viento
renazca la igualdad.
Caminaremos
hasta el momento
en que las manos
sean fraternidad.

martes, 24 de octubre de 2017

Bienvenido a tu casa. Siempre Así. Misa de la alegría.

Bienvenido a Tu Casa
Siempre Así
  
No importa quién seas
Ni de dónde seas
Da igual cómo seas
Si quieres entrar.

La puerta está abierta

La vida te espera
Hay sitio en la mesa
Si quieres pasar.

Te escucharé amigo

Sabes que te admiro
Y soy todo oídos
Si quieres hablar…

Pero para entendernos

Tú me tienes que dar
Lo mejor de ti mismo
Ya no te pido más…

Bienvenido a tu casa

Vas a estar como dios
Que comience la fiesta
Que hemos hecho en tu honor.

Bienvenido a tu casa

Aquí se habla en amor
El idioma del alma
El que mueve montañas.

El idioma…

El idioma de dios.

Bienvenido a tu casa

Aquí se habla en amor
El señor de la casa
Te abre su corazón.

Letra y música: Rafa Almarcha.



jueves, 7 de septiembre de 2017

San Cucufato. Javier Krahe.


He perdido el pudor, ya no tengo decencia 
y me exhibo desnudo con cierta frecuencia. 
¿Qué será 
que este cuerpo gentil, visto así en cueritatis, 
por dinero está bien y molesta si es gratis? 
Yo no sé que será pero como no cobro 
por desvelar mi piel, está visto que sobro. 
Mi albornoz 
¿dónde está mi albornoz, dónde está mi recato? 
Mi extraviado pudor dame, San Cucufato. 

San Cucufato, te enciendo esta vela. 
Devuélveme el pudor,hace un frío que pela. 
San Cucufato, los cojones te ato: 
si no me lo devuelves no te los desato. 

He perdido el amor, contraje matrimonio 
y la paz conyugal me ha matado el insomnio 
genital. 
Cumplo como varón porque aún tengo reflejos 
y mi buena mujer no va mucho más lejos. 
Yo solía pasar largas horas de fiesta... 
ahora, cuando ha lugar nos echamos la siesta 
y a dormir. 
¿Dónde está la avidez, dónde está el arrebato? 
Mi dormida pasión dame, San Cucufato. 

San Cucufato, te enciendo este cirio. 
Devuélveme el amor, aquel viejo delirio. 
San Cucufato, los cojones te ato: 
si no me lo devuelves no te los desato. 


He perdido el humor, me deshago en suspiros 
viendo que fácil es, pero nunca es ni a tiros. 
¡Que país! 
Uno, pobre infeliz, tan dispuesto al abrazo 
y la España Cañí va y le da un españazo. 
Miro a mi alrededor, no le veo la gracia 
pero la desgracia sí. De mi boca, reacia, 
sale un jé, 
pero un jé muy flojín, de media comisura. 
Cucufato: mi humor o caeré en la locura. 

San Cucufato, te enciendo esta bujía. 
Devuélveme el humor, permite que me ría. 
San Cucufato, los cojones te ato: 
si no me lo devuelves no te los desato

Palabras para Julia. J. A. Goytisolo-P. Ibañez


Tú no puedes volver atrás, 
porque la vida ya te empuja, 
como un aullido interminable, 
interminable. 
Te sentirás acorralada, 
te sentirás, perdida o sola, 
tal vez querrás no haber nacido, 
no haber nacido. 


Pero tú siempre acuérdate 
de lo que un día yo escribí 
pensando en ti, pensando en ti, 
como ahora pienso. 


La vida es bella ya verás, 
como a pesar de los pesares, 
tendrás amigos, tendrás amor, 
tendrás amigos. 
Un hombre solo, una mujer, 
así tomados, de uno en uno, 
son como polvo, no son nada, 
no son nada. 

Entonces siempre acuérdate..., 
Nunca te entregues, ni te apartes, 
junto al camino, nunca digas 
no puedo más y aquí me quedo, 
y aquí me quedo. 
Otros esperan que resistas, 
que les ayude tu alegría, 
que les ayude tu canción, 
entre sus canciones. 

Entonces siempre acuérdate ...
La vida es bella ya verás, 
como a pesar de los pesares, 
tendrás amigos, tendrás amor, 
tendrás amigos. 
No sé decirte nada más, 
pero tú debes comprender, 
que yo aún estoy en el camino, 
en el camino. 

Pero tú siempre acuérdate... 

Nos ocupamos del mar. Javier Krahe.

Nos ocupamos del mar
y tenemos dividida la tarea.
Ella cuida de las olas,
yo vigilo la marea.
Es cansado,
por eso al llegar la noche
ella descansa a mi lado,
mis ojos en su costado.

También cuidamos la tierra
y también con el trabajo dividido.
Yo troncos, frutos y flores,
ella riega lo escondido
Es cansado,
por eso al llegar la noche
ella descansa a mi lado,
mis manos en su costado.

Todas las cosas tratamos
cada uno según es nuestro talante.
Yo lo que tiene importancia,
ella todo lo importante.
Es cansado,
por eso al llegar la noche
ella descansa a mi lado
y mi voz en su costado.